Dinámicas y evolución

Recursos y su explotació: La sección del valle

Todos los bienes patrimoniales se insertan en un paisaje determinado, por lo que cada vez es más necesario interpretar el patrimonio no como un elemento aislado, sino en la escala territorial. Observamos dos valores fundamentales en los valles de estudio, uno el riquísimo patrimonio industrial y etnográfico -del que ya hemos hablado ampliamente y hemos dicho que es un elemento de desarrollo económico y el otro, el sistema que conforma el binomio huerta-chavola. Encontramos pues que los valles mineros de estudio, en proceso de transformación y reconversión, muestran en sus paisajes la tensión de la relación ciudad-campo-jardín-museo industrial, manifestada a la vista de las ruinas de la minería y de la explotación de los recursos locales  en forma de huertos.

Vemos la posibilidad de un Proyecto de Carta del Paisaje, enfocada a la regeneración de los valles, dando tanto énfasis a la reconstrucción de ruinas industriales y del desarrollo del turismo y la arqueología industrial, como al fomento del cultivo de autoconsumo y autoconstrucción en un intento de combinar con eficacia el desarrollo del patrimonio con fines turístico culturales y ofertando el propio territorio como experimento y campo de estudio para el desarrollo de nuevas economías verdes (Green economies).

La puesta en marcha de programas de recuperación, restauración y rentabilización del patrimonio, el desarrollo de programas de desarrollo científico, industrial y cultural, pasa por pensar y estudiar no solo las obras de restauración, sino que el tema fundamental es la gestión futura de esos espacios, que atienda a los grandes retos de eficiencia  y eficacia para minorar los costos de mantenimiento y atender a las necesidades y obligaciones en el disfrute y satisfacción de los ciudadanos y usuarios de los nuevos  usos del patrimonio industrial (INCUNA 2009). Actuando de esta manera, se englobarían así la calidad de vida y la identidad  de la población, conceptos que el Convenio Europeo del Paisaje (año 2000) reconoce como importantes tanto en paisajes excepcionales como en paisajes cotidianos y degradados[2]. Siendo actualmente la agricultura urbana un reto de desarrollo en las grandes metrópolis, consideramos  como una oportunidad la de lanzar al mercado ese “campo experimental de arquitecturas singulares y de autoconstrucción” como un modelo extrapolable para el desarrollo de la agricultura urbana en las zonas periurbanas de otras metrópolis.


[1] First annotation valley region and region-city. Post–war CIAM, Team X, and the Influence of Patrick Geddes-Five Annotations by Volker M. Welter

[2] Convenio Europeo del Paisaje. Comisión Europea, 2000

Anuncios